El sector inmobiliario ha comenzado a despertar tras unos años de un duro reajuste y los últimos datos oficiales de 2016 de compraventas y precios muestran un crecimiento constante y paulatino.

Todos estos números y las pocas rentabilidades que se pueden encontrar en otros productos financieros han vuelto a posicionar a la inversión inmobiliaria como una alternativa, surgiendo, además nuevos modelos de negocio de la mano de las nuevas tecnologías.

Entre todos estos nuevos modelos de negocio uno de los que está experimentando un crecimiento exponencial es el crowdfunding inmobiliario. Este surge con la finalidad de democratizar un tipo de inversión que hasta ahora se encontraba restringida a grandes capitales.

A través de pequeñas inversiones se consigue financiar entre muchas personas la adquisición y explotación económica de un inmueble. De esta manera, los inversores reciben, por el alquiler y por la venta, los beneficios de explotar ese inmueble.

Este modelo lleva años triunfando en países como EEUU o Inglaterra y desde hace 2 años y medio ha llegado a España  donde es posible invertir en el mercado inmobiliario desde 50€.

 

Así funciona el crowdfunding inmobiliario

A través de los departamentos inmobiliarios, analiza, gracias a herramientas de Big Data, diferentes inmuebles y publican en sus plataformas aquellas que considera una verdadera oportunidad de inversión.

De esta manera, se da la posibilidad a inversores particulares de invertir y sobre todo diversificar pudiendo invertir en diferentes barrios, ciudades y tipologías de inmuebles como locales comerciales, viviendas u obra nueva en las mejores zonas de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Palma de Mallorca.

Los inversores tienen todo el poder, son ellos los que eligen en qué proyecto invertir y qué cantidad. De esta manera el inversor obtiene una rentabilidad doble gracias a los dividendos que tienen su origen en el alquiler (la rentabilidad media actual de los proyectos es del 12%) y una vez alcanzada la revalorización objetivo fijada por al inicio del proyecto, por la venta del inmueble.

Así, además de conseguir rentabilidad doble permite cierta seguridad puesto que ante una caída en los precios del sector el alquiler actúa de colchón. El proceso para darse de alta es completamente gratuito realmente sencillo. Basta con completar el formulario y adjuntar con una foto del DNI para abrir una cuenta segregada a nombre del inversor.

Esta cuenta segregada es operada por una entidad de pago independiente http://www.lemonway.com/esautorizada para operar en España por el Banco de España y su uso no tiene ningún coste para el inversor. El uso de este sistema permite que el dinero esté seguro y siempre a nombre del inversor.